Lo que pasó en el año

30 de dic. de 2022

Algo que no está en discusión es que el 2022 pasó demasiado rápido ⚡️ lo sabemos, pero algo que nos queda por mencionar en el tintero es: ¿Qué nos dejó el 2022?

Vamos a explorar un poco en todos los hechos que hicieron destacar este año y que para bien o para mal 🥲 hicieron que la historia en el mundo de las criptomonedas tomara un nuevo curso de emoción y temor.

Momentos en el que algunos lo vieron caer todo, otros vieron las mejores oportunidades de sus vidas. Entre titulares amarillistas hubo personas que supieron que el tiempo era el único que les daría la razón 🤝 y la espera tal vez premiaría a aquellos que mantuvieron la constancia.

Vamos punto por punto, primero que todo, aunque no en orden cronológico, el segundo exchange más grande del mundo cayó para no volver 📉 Supimos en el momento la posibilidad de que Binance lo compraría, pero FTX quedó a la deriva, dejándonos en un mar de incertidumbres y cerrando definitivamente sus puertas.

¿Qué pasaría con las personas que tenían sus inversiones aquí? 👀 Pues teníamos un problema entre manos, porque todo el registro de movimientos se había perdido. Generalmente lo último en lo que iban a pensar era en los impuestos.

En ese momento, cuando ya era tarde, aparecería el comentario hacia el SII: “Hola, no sé los movimientos que hice en este exchange, pero no estoy evadiendo impuestos. Perdón.” Y es que si se podría considerar evasión 👮‍♂️ porque si no tienes esos datos, hay algo que no estás informando al Servicio de Impuestos Internos.

Puedes encontrar mucho más de esto en nuestro blog: ¿Qué pasa con el cierre de FTX y los impuestos?

Junto con lo anterior, queremos hablar también de otro evento que atemorizó al mercado, y no es que solo cerró una gran casa de cambios por quedarse sin liquidez 💸 sino que también dos de las monedas que habían logrado llegar al top 10 en el mercado, se fueron a un lugar de donde ni Dante podría salvarlas.

Nos referimos a la caída libre de TERRA 🪂 proyecto del que venían también LUNA y UST, que se comieron miles de millones antes de llegar a cero. Esto fue una luz roja absoluta, porque no solo era una criptomoneda que llegaba a su final, era una stablecoin.

Y no es que de la noche a la mañana todas las stablecoin podrían llegar a cero, pero pasa con UST que era un Token cuyo funcionamiento era en base a algoritmos que lo mantenían vinculado al dólar 🪙 Cuando LUNA dio el primer paso a cerrar los ojos, el efecto dominó terminó por derribar el proyecto completo y todo lo que estaba relacionado a él.

Por el lado de impuestos se podía ver de dos formas, como persona natural o como persona jurídica. Como persona natural, en la teoría y en caso de que no haya cómo recuperar lo que se fue 😣 podrías netear la pérdida con ganancias que tuviste en otras criptos.

Cómo persona jurídica cambia la cosa, pues aquí tendrías que provisionar ese movimiento como incobrable y de ahí pasar a la pérdida. Lo bueno de esto es que podrías usarlo a tu favor en los pagos de tus impuestos 🙌 ¿Por qué? Porque lo anterior provoca que se rebaje el capital de inversión.

Eso, a grandes rasgos, es lo que nos deja el blog de: ¿Qué pasa con LUNA y los impuestos?

En otras miradas, recordamos también la presencia que tuvo el SII durante el año, pues cerramos el 2022 con una actualización en los impuestos de las criptomonedas 😪 Pasa que el área tecnológica del gobierno encargada de regular los impuestos en el ecosistema financiero digital no se había pronunciado debido a la falta de información para abordar el rubro en ciertos aspectos.

Y es que luego de unos años sin que nos apretaran el cinturón, el SII apareció con las especificaciones que marcaban ciertos puntos 📝 Uno de ellos es si habían impuestos por permutar criptomonedas en ganancia.

Un ejemplo para que no queden dudas, es si cambiaba mis SHIB por ETH. Aquí se entiende que hay una transacción con la cual puedes estar ganando. Como ya sabemos, los impuestos aparecen por lo que conocemos como enajenación y este cambio de una criptomoneda a otra, lo podría producir 🚀 Eso sentó las bases para decirle hola los impuestos en el caso de permutar.

Pero no se quedaron ahí, también establecieron impuestos por el fee al vender criptomonedas. Por más fee que sea, estás liquidando criptos que están a tu nombre. En plataformas como Uniswap 🧑‍💻 en las que te cobran una comisión de 4 dólares en ETH por la venta de tus activos digitales, pasa que pudiste haber comprado esos ETH a un valor más bajo del que tienen al momento en el que te deshaces de ellos, así que estás enajenando de igual forma.

Puedes leer más sobre estos temas en: Actualización en los impuestos de criptomonedas.

También aprovechamos de sacar a flote los temas legales, porque mucho se habló este año de la ley fintech, o como le llamaron en papel: Fintec 🤖 Si bien estuvo de aquí para allá durante unos meses, el proyecto que se encarga de regular a las financieras tecnológicas ya está entre nosotros.

La idea era facilitar la identificación digital de los usuarios con el objetivo de evitar estafas, robos y terrorismo 🥷 Además de esto, también se facilitaba el tema de transacciones de pagos, alineándose e interactuando con la normativa que emitió el Banco Central. Esta última tiene el foco en permitir la interoperatividad de las plataformas de pago.

Esto sin duda nos acerca más a las finanzas abiertas. Hablando muy por encima del tema, estas le permiten al usuario en el momento que opera con transacciones digitales 🧾 compartir mucho más rápido sus datos, entregando también mayor control sobre su información financiera a través de interfaces que conocemos como API.

Si te dio curiosidad, dale clic a: Ley Fintech.

Ahora, si eres de los que mantienen la postura de que la gracia de la descentralización es que el estado no se entere de las lucas que estás ganando 💰 te conviene saber que también hay nuevas sanciones por no informar.

Si bien sabíamos que parte de la ley es declarar las ganancias y pérdidas que uno tenga con los movimientos que haces, independiente de en dónde los hagas. Aún así habían peces gordos que lograban evadir este tipo de controles 🐡 por lo que el pasado octubre se publicó la circular Nº48 en la que se establecen penas más duras para los que no informaran lo que hacían.

Si inviertes en el extranjero, y por alguna razón, por algún detalle, el SII se entera de que hay algo raro en tus ingresos 🔍 prepárate para los problemas, y sí, más vale que temas.

Pero buenas noticias para las criptomonedas, porque se consideran como inversiones nacionales, independiente de si son monedas que no hayan sido producto Chileno, como Chaucha 💀 Así que a grandes rasgos, los cripto inversores no entran en este último tablero de juegos, por ahora.

Descubre más de este tema en: Nuevas sanciones por no informar inversiones en el extranjero.

Y antes de irnos, lo que queda por decir es sobre la minería ⛏ porque aquí también pasaron cosas que vale la pena descubrir. Si bien antes necesitabas iniciar actividades como una empresa al momento de declarar lo que minaras, dimos un giro en la dirección en la que iba el asunto.

Se buscó que la minería estuviera disponible para realizarse por personas naturales 🫂 Pasa que ahora las ganancias que sacas por esta actividad, se considerarán como renta al trabajo en el minuto que te toque realizar la declaración.

Si tus planes son convertirte en minero, solo necesitarás unas tarjetas de video antes de comenzar a ganar plata, y el F22 sigue siendo igual de fácil 🥳 así que no tengas miedo de lanzarte a explorar este espacio. De todas formas, vale mencionar que esto va directamente al canasto de los impuestos de primera categoría.

Puedes hacerlo en: El SII, la minería y los impuestos.

Con todo lo anterior, te deseamos un muy buen cierre de año y un gran inicio del 2023, nos despedimos en estos últimos días recordando que mantengan la atención en Instagram y Twitter, pues pronto informaremos todo lo que se viene. gracias por quedarte con nosotros 🤖